"El camino de Libertad"


Un libro escrito para niños y apto para adultos




Con una libre narrativa y unos personajes no humanos, Lucía Amelia Cabral sorprende en el realismo mágico de su último libro.

ANGEL LUIS CALLE

Santo Domingo. Lucia Amelia Cabral, netamente dominicana, tiene una indudable alma de poetisa y un oficio bien labrado que le permiten imprimir a su narrativa un carácter equilibrado entre la imagen poética y la prosa. Sin recurrir a artificios, sus personajes son, de modo simultáneo, acción y significado permitiendo la evocación de los valores en ellos contenidos. Libertad, Esperanza, Esfuerzo y Perseverancia son algunos de los personajes que remiten a su etimología y se van ordenando, en su sentido, mediante la acción vinculante a través del viaje de Libertad.

Sin refugiarse en el tradicional relato moralista ni establecer versificación o métrica alguna, su prosa se nutre de las palabras para procurar el goce del lector silente o del oyente.

No existe la angustia, el temor ni el miedo.

Por eso, en su realismo mágico no habitan las hadas protectoras ni las brujas malvadas.

Tampoco hay ganadores ni perdedores ni tan siquiera la aparición de los héroes dotados de poderes extraordinarios.

La fuente de su fantasía proviene de elementos cotidianos reconociendo en ellos su valor y trascendencia.

En su relato se respira el canto a lo noble y cercano, el canto a la naturaleza universal y dominicana.

Es muy cierto que las ilustraciones de Milán Lora, contenidas en bellísimas acuarelas nos ayudan a reconocer el paisaje dominicano en su flora y avifauna. Pero apenas son prestancias de orgullo legitimo que no desvían la esencia universal del relato.

Lucia Amelia Cabral siempre procura esa dualidad local e universal como ya la hiciera con "Gabino".

En "El camino de Libertad" refuerza esa propuesta partiendo del propio corazón de sus personajes que, sin ser humanos, enseñan y describen la vida cotidiana reflexionando desde todos los ángulos de un prisma hasta desplegarse en un arco iris.

Su libre narrativa es mirar la vida desde la sonrisa a través de las facetas de un diamante.

Porque, de hecho. "El camino de Libertad" es un precioso diamante irrenunciable, en su lectura, para todos, niños y grandes.

publicado en el Listín Diario. s/f.
Posted by Picasa

Comentarios