sábado, 6 de octubre de 2012

Moringa (Oleifera) Décimas por Gabriel Moquete



¡La Moringa por aquí!
¡La Moringa por allá!,
en ramas la venden ya
y eso es en todo el país.
Si la cosa sigue así
con el desastre en que está
un árbol no quedará
de Moringa en el país
pues lo arrancan de raíz
a son de vulgaridad.
Nos están desmoringando, 
¡hasta la raíz se extrae
y este recurso se cae
pues no están reforestando!
Están así socavando
de la foresta un tesoro,
muchos se ganan el moro
vendiéndola en las esquinas,
matando así la gallina
que pone los huevos de oro.
¿Que la Moringa es virtuosa?
No es cosa de discutir
pero se debe seguir
una regla cuidadosa.
Está llegando la cosa
a niveles tan vulgares
que ya en todos los lugares,
-hasta en los supermercados-,
hay espacios reservados
donde tienen sus «altares».
No le podemos negar
a la moringa el poder
que pueda o no poseer
a tantos males curar.
Pero eso de tomar
hojas, raíz y las flores
sin consultar a doctores
que son los facultativos,
puede dar ciertos motivos
para agrandar los dolores.
Y además en esta fiesta
de arrancar y de arrancar
los que salen a bailar
¿nos hablan de reforesta?
Pues que detengan la orquesta
y se dejen de jeringa,
que vayan con la siringa
donde la verdad demanda,
a los altos de Miranda
¡a reforestar moringa!

© Gabriel Moquete

Carta de un viejo trompo al niño que lo abandonó. Por Juan Báez Melo

Para mis hermanos Tatín y Memé. No sé si recuerdas el día que llegaste al taller para hacer sillas. Entre varios chicotes me escogi...