El valor de la literatura infantil. CONGRESO PIALI

EL VALOR DE LA LITERATURA INFANTIL
El despertar dominicano por la literatura infantil, materia en la que andamos muy atrasados, queda de manifiesto con la celebración en el país del noveno congreso del Programa Internacional de Acercamiento a la Literatura Infantil (PIALI), en el que participarán personalidades nacionales e internacionales, expertas en la creación literaria para niños, el estudio de la misma y en una actividad que por silenciosa no deja de ser importante: motivación a la lectura.
El encuentro internacional cuenta con el respaldo del Despacho de la Primera Dama y habrá de constituirse en una de las acciones más notorias que haya realizado el Estado dominicano a favor de esta importante rama de la literatura. Se llevará a cabo del 7 al 10 de abril de 2010, en las instalaciones de la biblioteca República Dominicana.
En esta novena edición, el congreso de PIALI abordará como tema central “Valores y Paz: Hacia una nueva cultura”, y entre sus objetivos se cuenta fomentar la lectura y expresión escrita libre y espontánea en la niñez, a través de capacitación en talleres, ponencias, debates y conferencias.
Será una oportunidad para que importantes escritores y animadores de literatura infantil, a nivel nacional e internacional, puedan mostrar técnicas novedosas, estrategias y métodos que sirvan de iniciativa para el fomento de la lectura y el desarrollo en los niños de la capacidad expresión.
El programa es una oportunidad de intercambio cultural, que promueve la unión de los países iberoamericanos a través de la literatura. Participarán especialistas de más de 6 países que presentarán exposiciones sobre la función y características de la literatura para niños. Se persigue con este Congreso mejorar la capacidad de aprecio a la creación literaria dirigida a la población menuda, tanto a maestros como a bibliotecarios, promotores de lectura, estudiantes universitarios y todas las personas involucradas en el mundo de la literatura infantil. El evento es totalmente gratis.
Asimismo, está orientado a fomentar en los niños y niñas el hábito de la lectura y el uso de técnicas variadas, que los lleve a la construcción de sus propios textos, mediante talleres de expresión escrita, círculos de lectura y eventos que se desollarán durante esos días.
El PIALI fue creado en México por la escritora Martha Sastrías en 1987, como respuesta a la crisis en materia de lectura que existe a nivel mundial. En 1992 se extiende la invitación a formar parte de este plan a Argentina, Honduras, Bolivia, Chile, Colombia, Guatemala, Perú, España, Panamá, Paraguay, Uruguay, Venezuela y República Dominicana.
Inicialmente se informó que la inauguración del congreso sería a la 5:00 pm del siete de abril, pero luego se adelantó para la 3:00 pm, para asegurar la participación de la esposa del Presidente, doctora Margarita Cedeño de Fernández, de quien se ha dicho: “está súper entusiasmada con el evento y asistirá a la inauguración”.
La producción literaria para niños tiene mucho más importancia de la que se le ve en nuestro país. Y en ningún país desarrollado el Estado se muestra indiferente ante esta manifestación creativa.
La tolerancia del Estado dominicano en este aspecto, colinda con la indiferencia. En los estados socialistas, por ejemplo, la literatura infantil se ha usado para promover los intereses ideológicos. En Cuba, la literatura infantil disfruta de un apoyo estatal enteramente envidiable, por eso es una potencia en esa materia en nuestra región.
En los Estados Unidos de América, modelo por excelencia del estado capitalista, la literatura infantil ha ganado también gran importancia y la industria de la comunicación ha sabido extraer grandes beneficios pecuniarios. Aquí además de la iniciativa oficial, se cuenta el interés comercial.
El Estado y sus instituciones, sobre todo la escuela, no pueden seguir minimizando o desconociendo la imaginación, que es una importante facultad humana. El niño necesita algo más que memorizar y escuchar atento las disertaciones del docente. La imaginación no es sólo punto de apoyo de la obra de arte, es punto de partida de la invención científica y del descubrimiento de fenómenos naturales.
El maestro hace muy bien con ayudar a que niños y jóvenes amen y disfruten la literatura, y eso se logra presentándola como un escape más que como una tarea. Ponderar, promover, recomendar, justificar el libro infantil siempre será justificado.


Escrito por: RAFAEL PERALTA ROMERO

Comentarios