El comisario George de Aidita Selman


Acabo de leer EL COMISARIO GEORGE de Aidita Selman con ilustraciones de Mónica Lapaz de la serie LOQUELEO de Santilla que tan dignamente edita Ruth Herrera Montero, y me tiré de la cama para no perder ni un minuto en compartirlo. Confirmo una certeza: Los autores, cada vez más, ponemos trozos de vida en nuestras creaciones y los que escribimos para niños estamos fuertemente motivados por nuestros propios hijos, sobrinos, nietos... conservando la llave que nos permite mezclar realidad y ficción en un juego imperecedero.
Aidita Selman es la autora precoz que a los 12 años ganó dos premios literarios y publicó EL TIEMPO EN UN CUARTO. Más adelante llevó a imprenta CUANDO LA LUNA LLEGA y la obra de teatro EL NIÑO JESÚS.
Aidita ama escribir para los niños porque “descubrió la sinceridad de los sentimientos en los pequeños lectores y el poder de la literatura para acompañarnos a cualquier lugar del Universo”.
“El comisario George” podría ser una historia corriente si no fuese porque Aidita, su esposo y sus dos hijos están marcados por la creatividad y el arte en todos los sentidos. No es verdad que la riqueza espiritual de esta familia se queda únicamente para los seres queridos, amigos y otras personas cercanas. Su fuerza y autenticidad irradia en este libro para expandir la onda  de aliento y coraje que todos necesitamos en los momentos que nos ponen al límite.
Y es que “El comisario George” está basado en la vida de Luis Aníbal, el hijo menor de Aidita y su esposo Luichi. Un niño de una inteligencia excepcional cuya “fotaleza, perseverancia y alegría nos inspiran a seguir adelante” en palabras de su amante madre.
Que la historia utiliza una técnica narrativa eficaz e innovadora es producto de la alta creatividad de su autora y de la chispa bendita de su pequeño hijo. En la obra la entereza e integridad de la madre conducen un drama por el camino de la naturalidad con cualidades añadidas que sientan cátedra literaria pero más que nada de un mensaje de valentía surgido del corazón de un niño que lucha por su vida.
“El comisario George” está dedicado, pues “A los niños que viven con epilepsia, con la esperanza de que cada uno de nosotros cambie la vergüenza y el miedo por solidaridad y fe”.

George tiene un amigo muy especial llamado "comisario George". Este personaje mantiene el orden en un pueblo de mentira creado en su habitación. Cuando George empieza a padecer un extraño tipo de epilepsia -enfermedad que produce fuertes convulsiones- el intrépido y valiente comisario George tomará las riendas de la situación para ayudar a su otro yo".

“El comisario George no necesita varita mágica para transformar los desafíos de su doble en una canción de esperanza que inspira, edifica y divierte”. Josefina de la Cruz

Comentarios