domingo, 8 de febrero de 2015

«Cólera» décimas por Gabriel Moquete


(Dedicado a mi hermano Rafael Moquete (Gabriel)



Cólera, mi caballito
que me regaló Rafael,
cuando yo montaba en él
me creía un jefecito.
No era largo ni cortito
ni alto ni bajetón,
tenía en la frente un manchón
redondo como un lucero
y en los cuartos delanteros
algo más que un corazón.

Cólera, mi caballito,
orgulloso como yo,
cómo supimos los dos
vencer a los amiguitos.
En simpáticos circuitos
celebrados sin barreras
en un camino cualquiera
echábamos a correr,
nadie nos pudo vencer,
ganamos toda carrera.

Y en las fiestas patronales
en «carreras de sortijas», 
enganchando las hendijas
éramos fenomenales.
Ni los caballotes reales
del señor gobernador
pudieron con tu valor
en el contorno de Guaza,
no respetábamos razas,
fuimos la mutual mejor.

Qué susto, qué susto aquél
delante de tanta gente
dejaste atrás a ‘Latente’,
el potro del coronel.
Nadie ya podía entender
la gracia de tus poderes,
que trabajabas con «seres»,
se pusieron a decir
cuando venciste a «Marfil», 
la yegua de los Lluberes.

Cuando al potrero yo fuí
a ver cómo iban las cosas
un montón de mariposas
fue todo lo que yo ví.
Con mis manos entreabrí 
entre aletear de colores,
y Cólera, ¡mis amores
sonreído allí dormía!
¡única vez que perdía!
¡La muerte le rindió honores!