jueves, 28 de agosto de 2014

Zapatero



Zapatero, zapatero,
arregla mi zapatito
que roto y débil está,
ponle una suelita nueva,
que mis pobres piececitos
las piedras no aguantan más.
A la escuela he de faltar,
si no complaces mi ruego,
¡Pronto! ¡Pronto, zapatero!
Arregla mi zapatito
y sabrás cuánto te quiero.

 por Aída Rodríguez de Fernández

No hay comentarios:

La metáfora del estanque

A propósito de “Bredo, el pez”, de José M. Fernández Pequeño Por: Bismar Galán Aquí está Bredo, uno de los tantos peces que han inten...