jueves, 27 de febrero de 2014

Mi Patria, por Nitín Troncoso, maestra



Voy narrando memorias
de un pueblo de valientes,
con su luz y su gloria
sus fracasos… su gente.
.
Es una Patria grande
preñada de ilusiones;
nuestros antepasados
la llamaron Quisqueya
tiene historias guerreras
de fuertes emociones
por sus verdes colinas
es la tierra más bella.
.
Sus playas son encajes
de espumas blanquecinas
con inmensos paisajes
bajo un sol primaveral
donde se escuchan trinos
de avecillas canoras
que vuelan bajo el cielo
de un gran país tropical.
.
La mujer en la danza
al compás del merengue
con cadencioso embrujo
y su ritmo sin igual
ostentándole al mundo
que orgullosa se yergue
pues como quisqueyana
no hay otra que sea igual.
.
Enriquillo, Guaroa
Mencía Caonabo
estampas legendarias
de una raza cautiva
cuya triste existencia
de entenderla no acabo;
cubrirán los recuerdos
de valor y coraje .
.
Abonaron la tierra
con su sangre bravía
creando la simiente
para una patria pura
y el sol de mi Quisqueya
se ocultó en pleno día
para no ser testigo
de toda su amargura.
.
Germinó la semilla
y surgieron patriotas
continuando la lucha
y clamando  libertad
el pacífico pueblo,
el de humildes gaviotas
enfrentó al enemigo
y destruyó su maldad.
.
Se rompieron cadenas
volaron eslabones
subió hasta el alto cielo
nuestra Enseña Tricolor
un himno de esperanzas
grandes realizaciones
gran proeza de héroes
reafirmando su amor.
.
¡Oh! Padres de la Patria
Duarte Sánchez y Mella
No fue en vano la entrega
si , despertad despertad!
Pueden estar tranquilos
es libre su Quisqueya
y tañen las campanas
las campanas de gloria
¡LIBERTAD!  ¡LIBERTAD!


©Nitín Troncoso

No hay comentarios:

La metáfora del estanque

A propósito de “Bredo, el pez”, de José M. Fernández Pequeño Por: Bismar Galán Aquí está Bredo, uno de los tantos peces que han inten...