sábado, 4 de febrero de 2012

"El hombre de grama" de Luis Martín Gómez es un manifiesto lleno de poesía en defensa del medio ambiente


La actriz, publicista, productora y escritora Aidita Selman.
Por Aidita Selman

Proteger el medio ambiente ya no es asunto de reyes, presidentes, organizaciones de nombres largos con siglas cortas. Ahora es responsabilidad de todas las personas que habitan el Planeta. Niñas y niños, desde Alaska hasta La Patagonia, jóvenes australianos y dominicanos, adultos ricos y pobres, abuelas y abuelos, budistas y cristianos.
Autor Luis Martín Gómez

Luis Martín Gómez compromete a los niños a salvar la Tierra con “El Hombre Grama y otros cuentos verdes y pintones”. ¿Por qué los niños? Porque los adultos ya se cansaron y se acostumbraron a vivir intoxicados por la contaminación, a sufrir enfermedades, a ver las consecuencias del calentamiento global de lejitos; a través del periódico o del noticiero, mientras dicen en voz alta... “Qué barbaridad, el mundo se está acabando”.


Portada de la obra.
La Tierra quiere seguir viva y que no le hagan más guerras, ni más hoyos, quemaduras, ni cicatrices. Pero los adultos no la conocen bien, por lo tanto no la aman de corazón. En vez de caminar por ella, la pisan; en vez de cultivar, deforestan; no aprovechan los recursos naturales; los roban; no reciclan, desperdician; no protegen, matan, extraen, explotan.
Ustedes, los niños; conocerán al Hombre Grama, a María la que hizo renacer el mar de una caracola, al niño sin nariz; al árbol que voló, a Colorín Colorado y a Tica la Matica, y con ellos aprenderán que pueden reforestar, reciclar, ahorrar, compartir, amar la flora y la fauna. Poco a poco y entre todos; ustedes pueden y deben salvar el Planeta.
Tienen derecho a exigirle a los adultos que ahorren combustible, que caminen o monten bicicleta, que no dejen el motor del carro encendido mientras esperan, que reciclen el papel de la oficina, que en su comunidad la basura se divida en desecho orgánico, vidrio, metal y plástico, que el Estado siga la cadena de reciclaje, que busquemos un lugar para depositar las baterías, que las industrias dejen de contaminar las aguas, que empecemos a consumir realmente lo que necesitamos, que evitemos las fundas y envases, que ahorremos agua, electricidad y alimentos, que respetemos los animales en peligro de extinción.
“El Hombre Grama y otros cuentos verdes y pintones” es un manifiesto lleno de poesía, para que los más jóvenes tomen las armas de buena voluntad y combatan a los monstruos que devoran el medio ambiente, exigiendo su derecho a una vida sana, a un hogar limpio. Después de leer estos cuentos, apostamos a que ustedes, pequeños lectores, se pondrán verdes de emoción y saldrán a reforestar, a defender los ríos y las playas, a cuidar el aire, el agua y la tierra, que les pertenece.

Fuente:
http://www.listindiario.com/ventana/2010/5/28/143908/El-hombre-de-Grama-de-Luis-Martin-Gomez

Conozcan a Laura Reyes, escritora de 7 años