martes, 6 de diciembre de 2011

Vuelo de amigos

Presentación.

Vuelo de Amigos es un regalo de amor como la amistad y el trabajo compartido. Contiene más que buenos relatos, sentimientos y entretenimiento comprobados, porque fue formado al calor del Círculo de Escritores Dominicanos para Niños y Jóvenes, un grupo de hombres y mujeres motivado por la fe en la literatura infantil dominicana.

La autora de este libro, Doña Aída Bonnelly de Díaz, es la persona más entusiasta de nuestro Círculo. Orientada hacia los resultados, sus palabras precisas han brotado como de una fuente generosa para estimular el trabajo bien hecho, pero sobre todo, el trabajo responsable y cumplido. Como nada le es ajeno, después de probar su talento como pianista, articulista, pedagoga, crítica, ensayista… Aída Bonnelly de Díaz llega a la escritura para niños y jóvenes con una línea directa de comunicación con ellos, que es cada día más eficaz sin necesidad de Internet, beepers, celulares ni doble línea, utilizando un envidiable poder de síntesis y una técnica creativa que va de lo real a lo imaginario y viceversa, el resultado es bueno, bonito y brillante.

Sombra Sombrita. Valida los sueños infantiles como dignos del mayor respeto  porque repercuten en una personalidad futura.

En El Secreto de Sofía y  Los Sabios Ruiseñores,  con estilo comedido y elegante lenguaje, Aída convierte en protagonistas a tres seres vivientes de la cultura dominicana. Uno es la palma real, firme guardiana de nuestros suelos y en cuya formación de raíces entrelazadas se inspiró el padre de doña Aída, el Ing. Bonnelly, para levantar el imponente obelisco del malecón que ha resistido los más fuertes ciclones igual que las palmeras.

Otro es la cigua palmera, ave nacional que forma nidos en condominio con tierna naturalidad en un ejemplo de convivencia y armonía.

El tercero es la yagruma, árbol ornamental que, estéril en su verdor, una vez ofrendaba hasta la última gota de su savia, frágil y grácil nos regala sus enormes hojas de plata y cobre, como recordándonos lo efímero de la belleza física.

El relato de Si-Guapa se vale de una pronunciación criolla para remitirnos al pensamiento mágico de nuestros campesinos, su aprecio por los ancianos, quienes representan la sabiduría, así como las visiones sucesivas que surgen de acuerdo con las personalidades que aparecen en el cuento y sus distintas percepciones de nuestra auténtica leyenda de monte: La Ciguapa.

En Vuelo de Amigo,  cuento que da título a esta obra, con singular fantasía se concreta el valor de la amistad que sobrevive al triunfo efímero que caracteriza la vida artística competitiva.

Dora, Malvina y su Amiga, nos enfrenta a nuestras propias deformaciones, prejuiciados frente a lo nuevo, lo innovador o diferente.

Por último, en El Artefacto, en una muestra ejemplar de la sensibilidad ante el mundo que la rodea, la autora contribuye a divulgar el evento espacial del año 1997: el “amartizamiento”  o llegada a Marte, del Pathfinder, el 4 de julio, salido de la Tierra el 4 de diciembre de 1996 a bordo de un cohete Delta II, desde Cabo Cañaveral, Florida.

El Pathfinder se colocó en un valle rocoso de Marte llamado Ares Vallis. El cuento  de Aída Bonnelly de Díaz se refiere al Sojourner, un vehículo de seis ruedas, equipado con cámaras que transmiten imágenes de Marte para la exploración de su geografía y que está operado por control remoto desde nuestro planeta.

Probados una y otra vez en lecturas experimentales y placenteras al calor de las aulas o las actividades culturales dirigidas a niños y jóvenes, los cuentos de Aída Bonnelly de Díaz son un singular regalo de sencillez, bondad y buen gusto.

Queda sólo algo más por decir: disfrútenlos y háganlos suyos porque nacieron para nosotros, los dominicanos que amamos la buena literatura.

Leibi Ng
Círculo Dominicano de Escritores para Niños y Jóvenes

   

La metáfora del estanque

A propósito de “Bredo, el pez”, de José M. Fernández Pequeño Por: Bismar Galán Aquí está Bredo, uno de los tantos peces que han inten...