lunes, 5 de abril de 2010

Sobre ciertos temas y ciertas palabras


Nadie puede decir que la composición de Silvio Rodríguez no es encantadora!

El gigante

Un gigante,
cuando era infante,
lanzaba pedos
que daban miedo.
Y aquel bellaco
a un gran saco
fue traspuesto,
por molesto.

El gigante,
porque era infante,
gritó tan duro
que hasta el futuro
llegó su queja,
cierta y vieja
como un viento
descontento.

No se sabe si al fin la ley
supo tratar gigantes
poco elegantes,
pero de ley.

Dale a tu niño besos,
pues para eso
nos llora el rey.



Conozcan a Laura Reyes, escritora de 7 años