Maricarmen Álvarez de Ginebra / Directora Fundación Proyecto Escuela Hoy

Me permito parafrasear a Maricarmen Álvarez de Ginebra porque al reproducir aquí sus palabras, corroboro cada una de sus afirmaciones y sé que muchos más piensan como yo. Educación es predicar CON EL EJEMPLO. Esos son los padres y maestros que necesitamos.

Educación es cepillarse la boca.
Educación es respetar opiniones.
Educación es pagar nuestros impuestos
Educación es comer con la boca cerrada
Educación es tener tolerancia con los demás
Educación es lavarse las manos frecuentemente.
Educación es no tirar la basura donde nos apetece
Educación es no robarse la luz ni el agua ni el cable
Educación es sentimiento más que conceptualización
Educación es conceder el turno a quien le corresponde.
Educación es un acto de caridad más que de conocimiento.
Educación es convivir entre diferentes culturas, aceptándonos
Educación es limpiar nuestras aceras en residenciales y barrios.
Educación es conceder el paso al peatón y respetar los semáforos.
Educación es pagar salarios justos a quienes no están protegidos por la ley.
Educación es saber que no estamos por encima de la ley y que todo lo podemos.
Educación es dejar de hacer ostentación en un país que se cae de pena y se muere de hambre.
Educación es entender que ser supervisor en una empresa no es ser dueño de nadie, sino responsable de alguien.
Educación es respetar los géneros, las diferentes razas y creencias, entender que el rico y el pobre lo son casi siempre, por accidente de nacimiento.
Educación no es tener muchos títulos universitarios, es conocer desde adentro el dolor del pobre y ayudarlo a salir de su miseria.
Educación es no permitir que los obreros preparen la mezcla de cemento en la calle frente a nuestra bella casa y dañen el asfalto que es de todos.
Educación es saber escribir correctamente, también es expresarse con elegancia y amplio vocabularios…si la vida te dio esa oportunidad de privilegio.
La educación que necesitamos es la que pueden ofrecer nuestros locutores y presentadores de programas de radio y televisión que llegan a todos los lugares y personas, obviando los insultos y malas palabras, dejando de faltar el respeto a quienes llaman por teléfono para expresar sus ideas. Están haciendo un lamentable servicio al pueblo.
La educación que necesitamos es la de la honestidad en nuestra vida diaria, dejar de hacer todo lo contrario a lo que pregonamos, (sí, aquí nos conocemos todos), darle buen ejemplo a los hijos con nuestras correctas acciones ciudadanas y familiares.
La educación que más estamos necesitando es la de la colectividad.
Educación es hacer un compromiso ciudadano de forma que este tema tan de moda no desaparezca de nuestras acciones, aunque por un tiempo desaparezca de los medios, como ya ha sucedido con el desayuno escolar.

El problema de la educación en República Dominicana tiene raíces muy profundas, por lo que felicitamos a quienes dan opciones y alternativas. Nosotros, por nuestra parte, durante casi seis años de investigación de campo nos hemos sentido impotentes y vemos difícil plantear siquiera una iniciativa viable dentro del Sistema Educativo existente para salir de este atolladero, aún si se obtiene el tan imprescindible 4% que establece la ley.
Educación es una hermosa palabra que ha sido utilizada en exceso: dejemos de hablar y eduquémonos.

Maricarmen Álvarez de Ginebra / Directora Fundación Proyecto Escuela Hoy

Comentarios