miércoles, 17 de septiembre de 2008

ENTRE VERSOS Y DIBUJOS, EL ARCO IRIS



MARY COLLINS DE COLADO:
ENTUSIASTA PROMOTORA DE LA CREATIVIDAD INFANTIL 

Por Leibi NG

Alta y delgada, con porte de prima donna, pero minimalista, Mary Collíns, petromacorisana, (sangre cocola que esmerada educación anuncia), reparte su vida entre España, Italia y nuestro país en vuelos que no le impiden tocar los siete colores del arco iris.

Porque la vocación le surgió temprano, a los 14 años ya tenía sus “Cantos de Pajaritos”, álbum de poemas que firma como “Xandra”. 

Y tan fuerte como los versos fue la prosa ya que finalmente es periodista  y lo confirman sus  trabajos en la desaparecida Revista “Ahora” y luego en el diario El Caribe. Como le corrían los versos por las venas, sazonó la educación de sus cuatros hijas con métodos de la literatura vía magisterio e inventó un juego con sillitas de colores, fue guardando sus creaciones, bien dobladitas, entre encajes y conitos de hilo, costuras, compromisos, y viajes (el marido es ingeniero de aviones), por los países del mundo.

Sorprende saber que  Mary Collíns se llamó “Guribe” para bromear, en un programa de radio llamado “Amalgama de Colores”, producido por Max Reynoso. Guribe escribía coplas en la sección “Predicciones Astrológicas de Horóscopos personales para los nacidos bajo los signos de Leo, Tigres, paquidermos y Aguiluchos. Su humor y amor, por el deporte de vez en cuando se cuelan en sus poemas.

Pero lo que a mí me motiva, es destacar que Mary Collíns, sin ningún escándalo, tiene, si los sumamos todos, cuarenta y ocho años trabajando artísticamente con los niños y niñas de nuestro país y  es sin dudas, artífice de un método original que ha probado en las dos bibliotecas del Círculo de Bibliófilas: Ozama y Manganagua.

Me refirió  a Pinta-Ilustra. Una colección que va por cuatro libros. (Se obtienen a 35 pesos cada uno).  A primera vista, un Pinta-Ilustra es un cuaderno con poesías infantiles que se pueden dibujar.

En sucesivas miradas, es una vía excelente para educar la sensibilidad de los pequeños tal vez, armonizado con el método Montessori de permitir que los menores de 6 años alcancen su propio conocimiento a través de ciertas herramientas.

Mary Collíns ha explicado que escribe una poesía inspirada en temas muy variados de acuerdo al universo de los niños(as) a los cuales se dirige. Al lado, se coloca un objeto ilustrado, hecho por ella misma, que está destinado a ser iluminado o coloreado. El dibujo y el poema no tienen necesariamente conexión. Pero a través de ambos se cumplen funciones didácticas, estéticas y psicológicas.

Ahora bien, el reto está en que el niño(a) cree su propio dibujo (y si quiere lo colorea) a partir del poema que le insinúa o indica el camino. Después se puede elegir el que más le guste y posteriormente formaría parte de un nuevo libro de la serie con lo que se les da la oportunidad de participar activamente. Aquí padres, tíos maestros tienen la misión de estimular, de manera que los niños(as) sin más referencias que los versos, plasmen trazos que “digan” lo que sienten.

Recuerdo haber leído que el dibujo de un niño es su “Escritura” personal, que igual que su voz, tienen una forma de dibujar propia, singular.

Por esto hago un llamado a los padres particularmente para que no utilicen los Pinta-Ilustra como un simple entretenimiento para tranquilizar a los pequeños por un rato.

Lo ideal es que se sienten a su lado, escuchen sus lecturas de los poemas y participen de esa escritura personal que se irá desarrollando de acuerdo a su madurez.

Si juzgo a la autora como poeta, pienso que si de mi dependiera, le concedería el Premio Nacional de Calidad Literaria para la Infancia, porque esta dama que llena cada año las paredes de la casita de las Bibliófilas en la Feria del Libro con los dibujos y las pinturas de cientos de niños y niñas estimulados por su fuerzas bienhechora; que va de la Biblioteca Piloto Infantil Ozama a la de Manganagua dejando un rastro de arco iris; que tiene 48 años de trabajo consistente y voluntario, con escasisma ayuda, y que muy pacientemente guarda libros para ser publicados cuando el dinerito aparezca: ilustrados y listos para ir a imprenta los tienen que esperar niñas y niños dpminicanos que necesitan ese estímulo para su desarrollo.

Mary Collins de Colado es una verdadera poeta, autora de Literatura Infantil y Juvenil que nos hace sentir muy orgullosos de ser dominicanos.

Publicado en La Nación, DOMINGO 20 DE JUNIO DE 1999.
ilustración: http://rainbown2spain.spaces.live.com/blog/cns!D1E0DD159363E28F!2031.entry

No hay comentarios:

La metáfora del estanque

A propósito de “Bredo, el pez”, de José M. Fernández Pequeño Por: Bismar Galán Aquí está Bredo, uno de los tantos peces que han inten...